Por Medio de los Cuentos Enseñamos Valores

Todas las historias, y los cuentos tienen un argumento lógico que une las distintas partes haciéndolas mucho más fáciles de recordar. De esta forma, nuestra memoria almacena precisamente ese hilo argumental porque es la unión de todos esos elementos. Es precisamente la moraleja el mejor resumen de un cuento, y por tanto lo que mejor retenemos del mismo.

La capacidad que tiene un cuento para transmitir valores es extraordinaria. Quizás no se ha reparado conscientemente en ello, pero si se analiza, la mayoría de los valores más firmemente arraigados en los seres humanos, llegaron de la mano de algún cuento. Igualmente hay que destacar lo útil que son para aprender, ya que es fácil recordar la historia principal y los mensajes que ella deja. A través de los cuentos de una manera creativa y divertida se pueden enseñar aspectos positivos para la convivencia, como son los valores.

Los cuentos son potentes herramientas de educación y enseñanza. Por ejemplo, los cuentos que se narran antes de dormir permiten establecer un nexo fortísimo con los niños, porque estás con ellos en un momento de sosiego y tranquilidad en el cual el niño presta por completo su atención a través de todos sus sentidos.

Para la periodista y narradora de cuentos Alejandra Santana “Dedico toda mi capacidad y atención para transmitir adecuadamente el mensaje al público al que me dirijo. Mi trabajo es muy serio, pues a través de lo que digo formo y educo, razón por la cual un buen narrador es una persona que nunca miente, porque de lo contrario, el público no creería en lo que dice ni en sus historias, perdiendo la magia que generan los cuentos.”

Los cuentos tienen una carga emotiva muy grande y es un factor que facilita la memorización y asimilación de lo enseñado. Con ellos, ayudamos a los niños a centrar su atención y a utilizar el oído  como sentido primario. En ese momento tan emotivo de narrar un cuento, los niños están tan accesibles y dispuestos, que un cuento que ejemplifique claramente la actitud a seguir será mucho más eficaz que varias horas de sermones y buenas palabras para que aprendan e interioricen los valores.

Es importante destacar que para que el niño desarrolle valores debemos lograr que conozca el bien, lo amen y practiquen. Es decir, que se adhiera emocionalmente a los mismos y que fundamentalmente los manifieste en acciones. El secreto es que los adultos fomenten hábitos buenos en los niños, lo cual ayudará al valor y a través del trabajo como narra cuentos se puede lograr creativamente y de manera divertida esa acción.

Si desean conocer mas del trabajo como narra cuentos de Alejandra Santana, pueden ubicar en las redes sociales. En Facebook y en Instagram como: alecuentacuentos y en twitter : alecuentacuento.

Comparte

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *