El desarrollo de niñas y adolescentes puede ser un dolor de cabeza para los padres

El desarrollo de niñas y adolescentes puede ser un dolor de cabeza para los padres

February 17, 20210Bybiente

El desarrollo es una etapa esperada en la vida de los hijos en la cual el cuerpo comienza a experimentar cambios hasta lograr la adultez. Pero siempre está acompañada de dudas y preguntas que a veces es difícil responder si no se es un especialista.

En la medida que las niñas crecen se comienza a notar los primeros cambios, normalmente a partir desde los 8 a 10 años de edad. Estos no ocurren todos al mismo tiempo, ni de igual forma en cada una, es por etapas y toman algunos años en aparecer del todo.

El desarrollo o pubertad aun cuando en líneas generales todos lo conocemos, no deja de producir ansiedad en padres y niñas, por lo que saber qué esperar permite estar mejor preparados para cada una de sus etapas.

Para conocer cuáles son los cambios más comunes y que avisan que la pubertad está comenzando conversamos con la Ginecobstetra Carmen Mantellini.

  1. La aparición del botón mamario o telarquia. Suele ser el primer signo y en líneas generales nos avisa que la primera menstruación va a ocurrir en unos 2 años.

  2. Aparición de vello alrededor de los genitales o pubarquia, también llamado vello púbico. En el 15 % de las niñas suele ocurrir primero que la aparición del botón mamario.

  3. Aparición de vello en las axilas y en las piernas.

  4. Acné, que debemos saber manejar para evitar cicatrices que acompañen toda la vida, y que en casos severos pudiera ser el síntoma de trastornos hormonales que podemos diagnosticar y corregir.

  5. Sudoración: es habitual que aumente y tenga olor.

  6. Flujo genital blanquecino o leucorrea, no pica, no huele mal y suele aparecer de 6 a 12 meses antes de la primera menstruación.

  7. Aumento de la grasa corporal, aparecen las curvas.

  8. Dolor en brazos y piernas (dolor de crecimiento).

En relación a las emociones, la pubertad está controlada por hormonas que van a cambiar la manera de ser. Es habitual que la niña tenga sentimientos más intensos y que cambie rápidamente de estados de ánimo, por ejemplo, de repente se siente muy feliz y pasa a sentirse molesta por algo.

¿Qué puede sentir?

Dolor en la parte inferior del abdomen o vientre, que en algunos casos se corre hacia la porción final de la espalda y que suele ceder con la ingesta de analgésicos y antiespasmódicos comunes. También las compresas calientes puestas sobre el vientre ayudan a aliviarlo.

¿Cómo es esa primera menstruación?

Explica la Dra. Mantellini “Puede variar desde manchas de color marrón hasta un sangrado abundante y rojo. Durante los primeros dos años suele ser irregular, es decir no llega cada mes. Es normal en las adolescentes ciclos de hasta cada 45 días que luego se van acortando en la medida que progresa hacia la vida adulta. Es recomendable ir anotando bien sea en un cuaderno o usando un aplicación, cada vez que llega la menstruación y así poder conocer su frecuencia”.

En esta etapa se exhorta a llevar consigo una toalla sanitaria, en caso de que el sangrado se presente fuera de la casa y así evitar el manchado de la ropa. No se recomienda que la niña o adolescente utilice protectores o toallas todos los días, porque puede provocar una infección o irritación local.

¿Cuándo se debe consultar?

Cuando los síntomas iniciales aparecen antes de los 8 años, el flujo genital es amarillento, pica o huele mal, el dolor o el sangrado no permiten que cumpla con sus actividades cotidianas.

La Dra. Mantellini no explica qué esperar de la consulta ginecológica de niñas y adolescentes

  • Es una oportunidad para crear un canal de confianza con las niñas y adolescentes para su vida futura.

  • Identificar la frecuencia y duración de los ciclos en caso de estar presentes, se enseña a registrarlo y evaluar la necesidad de medicación para evitar el dolor menstrual.

  • Evaluar la presencia y severidad del acné.

  • No se realiza exploración genital.

  • Realizar eco pélvico a fin de evaluar el volumen de los ovarios y descartar malformaciones o tumoraciones uterinas y pelvianas.

Para mayor información y consultas comunícate por el correo dramantellini@gmail.com así como en las redes sociales Instagram y twitter: @dramantellini.

Comparte